Eastwood y la venta de niños

Siendo consciente de que mi integridad física corría peligro si no veía pronto "Million Dollar Baby" (me rodeo de personas muy agresivas), ayer me marqué una sesión doble en ese macrotemplo del cine doblado que es el Kinépolis. La primera película, la cual vi rodeada de unas personas cuyos nombres no mencionaré para que no sufran el acoso de la prensa, fue "Algo en común". No malgastaré las teclas de mi teclado escribiendo gran cosa sobre ese bodrio; tan sólo diré que posee todos los ingredientes imprescindibles de las películas prescindibles (a saber: chico serio, chica alocada y supersuperespecial que le cambia la vida, personajes secundarios bizarros para hacerles parecer más perfectos y el momento "gritemos todos juntos para sentirnos libres, y si puede ser bajo la lluvia, mejor"). Por cierto, hasta esta película no me había caído realmente gorda Natalie Portman, pero su personaje era tan desesperante que no podía dejar de fijarme en lo pequeños que quedan sus rasgos en una cabeza tan grande.

Maricoppons, puede usted intentar rebatir mis argumentos cuando lo desee.

La siguiente, como he adelantado, fue la del bebé del millón de dólares. Yo pensaba que sería sobre la Jurado y sus hijos, pero parece ser que me informé mal. La película está muy bien, y los actores bordan sus papeles, sobretodo Hilary Swank, pero a base de escuchar maravillas sobre ella, no me llegó tanto. Si tuviera que recomendar una película de las que están ahora en cartel, sería "The Life Aquatic".

El Papa supera mis expectativas; hoy he leído que "Ya ve y toca a Dios". Jejeje, ya ve y toca a Jahvé…

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Eastwood y la venta de niños

  1. Leyre dijo:

    Como persona que te instó a que crearas tu blog, he de decir que estoy muy satisfecha con el resultado. Me encantan tus comentarios pero creo que deberías poner alguna foto de tu propia persona para que la gente que entre aquí conozca que encantador rostro se oculta tras tanta ironía (y mala leche), jejeje. Sigue así hermana! (de repente me he vuelto negra)P.D: Nunca me había fijado en eso de Natalie Portman, pero ahora que lo dices… creo que tienes razón.

  2. Maya dijo:

    Lo de la foto tendré que pensarlo, pero no creo que a los pocos freks ("a" omitida adrede) que se caigan por este blog les importe mucho mi cara, a no ser que sea para buscarme por la calle y hacerme tragar mis comentarios acerca de su estabilidad mental.¡A las Gals les gusta el mam-bo!

  3. Marta dijo:

    Ei Mayaaa, aunque sea pon un retrato de esos que te hace Juanín en los que "apenas" pareces esquizofrénica!😉 Si hasta tu propia madre te reconoce en ellos… son maravillosos!

  4. Maya dijo:

    Pues mira, no lo había pensado, pero el último que me hizo (abrazada a Bitelchús) quedaría muy propio… Nada, a escanear! Mientras tanto, disfrutad de Peladillo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s