Espero que no hubiera nadie en ese autobús… O al menos nadie conocido.

Lo reconozco; en algún momento llegué a perder la esperanza…
 
 
 
 
 
Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Espero que no hubiera nadie en ese autobús… O al menos nadie conocido.

  1. Matías dijo:

    Oh, adorados. Yo me postro ahora ante vosotros y espero vuestra llegada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s