Yogur Antinatural

 
¡Eeeh! Estornudar o apartar la mano del fuego son cosas naturales que nuestro cuerpo hace solo, no hace falta ni pensar en ello. ¿O no? Pues a mí se me hinchan los ojos y se me ponen verdes.
 
En realidad no sé por qué actualizo, porque no me apetece hablar de nada en concreto, y soltar incoherencias como la anterior no me cuesta nada, pero muchas juntas no conforman un post… También podría dedicarme a escribir alguna experiencia personal de forma tan encriptada que sólo yo entienda su significado (habiendo puesto el space en "público"), y luego reir subiendo y bajando los hombros, "jojojojo, nadie más que yo lo puede entender, se van a quedar todos intrigados…".
También puedo escribir algo como "¡Está ahí…!" o "E morto", que viniendo de mí sólo entenderían dos personas en el Universo, respectivamente. Pero, ¿y si no llegan a leerlo? ¿O y si ya no se acuerdan, o ya no les hace gracia?
 
¿Y por qué parezco ahora mismo la petarda escritora de Sexo en Nueva York, serie que he visto dos veces y a cuyas protagonistas mataría sin excepción?
 
Pues eso, que me voy con mis cuatro cuerdas. Cuando tienes a un gato muriendo en tu oído izquierdo, te cuesta más concentrarte en tus propios pensamientos.
 
 
 
 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Yogur Antinatural

  1. Migle dijo:

     
    Eres grande Maya!!, tendrías que acompañar todas tus entradas con una biblioteca enervante de sonidos divertidos, Tooiinnnn!.
    Oh no!, ya estoy haciendo lo mismo que tu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s