Sam & Max II… (Maya’s regrets)

 
Sí, amigüitos virtuales. Ya he jugado al largamente esperado Sam & Max II. Bueno, más concretamente al primer episodio del juego, pues el segundo saldrá el 5 de enero, y los cuatro siguientes tendrán un intervalo de espera de un mes. Y mi veredicto no puede ser otro… Impresionante. Tremendísimo. La gente de TellTale Games ha hecho un trabajo increíble, manteniendo en todo momento el sentido del humor que Steve Purcell imprimió a sus tiras cómicas y en la primera entrega del juego. Cada diálogo, cada incongruente frase, cada detalle del escenario me hizo reír como hace años, cuando era una renacuaja con los ojos pegados al abombado monitor de mi 486.
 
Si en Sam & Max: Hit the Road perseguíamos a Conroy Bumpus, un enano cantante de country que había secuestrado a un yeti y una mujer jirafa, el guión de la segunda entrega no se queda atrás en lo que se refiere a absurdez: Sam y Max deben enfrentarse a Brady Culture, un hipnotizador megalómano con una rubia cabellera afro que doblega las mentes a través de sus videos de gimnasia ocular, los cuales distribuyen unos actores enanos y cuarentones, antiguas estrellas infantiles de un show televisivo de los 70.
 
(continuará)
 
(ah, pues no, no continuará)
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s